Guía de Alimentos para Personas con Colostomía

Guía de Alimentos para Personas con Colostomía

Una colostomía es una cirugía que implica la creación de una abertura en el abdomen para permitir que los desechos corporales salgan del cuerpo. Para quienes han pasado por este procedimiento, es crucial llevar una alimentación adecuada que no cause complicaciones. Esta guía proporciona información sobre qué alimentos son seguros y cuáles se deben evitar, así como consejos útiles para mantener una dieta balanceada y saludable. A continuación, te presentamos un video informativo sobre este tema:

Alimentos adecuados para personas con colostomía

Una colostomía es una cirugía que implica la creación de una abertura en la pared abdominal a través de la cual se desvía parte del intestino grueso para que las heces puedan ser eliminadas del cuerpo. Esta cirugía puede ser necesaria en casos de enfermedades como el cáncer de colon, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, entre otras. Después de una colostomía, es importante seguir una dieta adecuada para evitar complicaciones y garantizar una buena calidad de vida.

Los alimentos adecuados para personas con colostomía son aquellos que no causan obstrucción en la abertura de la colostomía, no generan gases en exceso y son fáciles de digerir. A continuación, se presentan algunas recomendaciones sobre qué alimentos son más convenientes para las personas que han pasado por esta cirugía:

Fibra: Es importante consumir alimentos ricos en fibra, ya que esta ayuda a regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento. Algunas fuentes de fibra recomendadas incluyen frutas frescas, verduras crudas, cereales integrales y legumbres. Es importante recordar masticar bien los alimentos ricos en fibra para facilitar la digestión.

Proteínas: Las proteínas son fundamentales para la recuperación y la salud en general. Se pueden obtener de alimentos como carnes magras, pescado, huevos, lácteos bajos en grasa y legumbres. Es importante elegir cortes magros de carne y evitar las carnes procesadas que pueden resultar difíciles de digerir.

Líquidos: Mantenerse bien hidratado es esencial para prevenir la deshidratación y facilitar el tránsito intestinal. Se recomienda consumir al menos 8 vasos de agua al día, así como incluir caldos, infusiones y jugos naturales en la dieta.

Alimentos bajos en residuos: Para evitar obstrucciones en la colostomía, es recomendable optar por alimentos bajos en residuos, es decir, que generen pocas heces. Algunos ejemplos de alimentos bajos en residuos son el arroz blanco, la pasta bien cocida, el pan blanco, las papas sin piel y las frutas sin semillas.

Además de estos consejos generales, es importante recordar que cada persona puede tener necesidades dietéticas específicas dependiendo de su condición de salud, estilo de vida y preferencias alimentarias. Por ello, es recomendable consultar con un profesional de la salud, como un nutricionista o un médico especializado en colostomías, para recibir una orientación personalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir